Buscar su Viaje
Destino:
icon
Inicio>Guía de Viaje>Mejores lugares para viajar>Dunhuang

Dunhuang

Puerta de Jade

De Viola,2019-07-31

De pie solo entre el vasto desierto, la Puerta de Jade, también conocida como el Castillo de la Plaza Pequeña, aparece su esplendor como una fortaleza militar invencible. Es probable que no pueda creer que este dilapidado sitio de tierra apisonada fue una vez un feroz campo de batalla y una próspera entrada comercial con comerciantes y camellos entrando y saliendo.

 

 

Fue un paso crucial a lo largo de la frontera occidental construida en la dinastía Han (206 a. C - 220 d.C), ubicada en el extremo oeste del Corredor Hexi, la puerta de entrada a las regiones occidentales desde el centro de China. Colocado a   lo largo de la rama norte de la Ruta de la Seda, la ruta comercial internacional más antigua del mundo, el jade Hetian de  Yutian (hoy Hetian County, Xinjiang) fue transportado a la llanura central a través del paso en los viejos tiempos, de ahí  recibe el  nombre la Puerta de Jade.

 

Como un enorme y completo sistema defensivo antiguo, el Paso de la Gran Muralla de la Puerta de Jade, en sentido amplio, se refiere a una región en forma de franja centrada en el pase de 40 kilómetros de longitudy 503 metros de ancho, que incluye dos castillos , 20 torres balizas, y 17 sitios de murallas.

 

 

El paso se construyó a partir de tierras amarillas apisonadas y tienen dos puertas, la puerta oeste y la puerta norte, siendo la última la entrada la principal.
Solía haber varias oficinas en el interior y una escalera en la esquina sureste que llevaba a la parte superior. Sin embargo, estos sitios no se pueden rastrear en la actualidad debido a miles de años de deterioro.
 

 

Guardando la frontera occidental

 

A principios de la dinastía Han, la frontera occidental del país fue invadida incesantemente por los hunos. En lugar de contraatacar, los débiles gobernantes del estado prefirieron casarse con las hijas imperiales con los líderes de los hunos para obtener la paz temporal. Cuando el emperador Wu llegó al poder, esta política cobarde fue abolida de inmediato. Lanzó feroces contraataques a gran escala y expulsó a las tropas de Hun del territorio. Con el fin de fortalecer la estabilidad de la frontera occidental, dos pasos, la Puerta de Jade y Yangguan se establecieron a lo largo de la frontera. A partir de entonces, estos dos pases, como dos soldados reales, custodiaron honradamente la puerta occidental de su patria.

 

Ubicado a lo largo de la rama norte de la Ruta de la Seda, la Puerta de Jade también sirvió como una estación de correos para empresarios y embajadores. Ha sido testigo de la prosperidad del comercio de los negocios a lo largo de la antigua ruta comercial. La seda, la porcelana y el té fueron transportados a las regiones occidentales en una corriente interminable. Las especialidades de los países del oeste, como especias, frutas, música y creencias religiosas, se introdujeron en la llanura central al mismo tiempo. Se dice que las uvas, granadas y nueces que ahora crecen en el centro de China eran originarios del área occidental.

 

 

En el pasado la Puerta de Jade fue otorgada numerosos honores. La escribieron los poeta más famosas en sus poemas. Alzada en la frontera servía como un coloso que no cayera. Transcurriendo dos mil años, el canto de las campanas del camello y el grito de los vendedores en los mercados han desaparecido por completo. Sólo un castillo aislado permanece allí para recordarle su glorioso pasado.

 

Diseñar su viaje a medida ahora