Buscar su Viaje
Destino:
icon
Inicio>Guía de Viaje>Mejores lugares para viajar>GanSu

GanSu

Las cuevas de Maijishan

De Gloria, Kou,2019-04-28

Las cuevas de Maijishan son un grupo de 194 cuevas budistas talladas en la ladera de la montaña del mismo nombre. Están situadas en la ciudad de Tianshui, en la provincia Gansu. Comprenden más de 7.200 esculturas de budistas y 1.000 m² de pinturas murales. El comienzo de la construcción se remonta a la dinastía Qin.

 

Las cuevas de Maijishan, que se extienden sobre una altura de 150 metros, están situadas en una montaña ubicada a 45 km al sureste de Tianshui, una ciudad de la provincia Gansu, en el noroeste de China. Según documentos históricos, la excavación de las cuevas comenzó en los finales de la dinastía Qin (alrededor del siglo III a. C.), mientras que más tarde, en las paredes escarpadas, se esculpieron una serie de estatuas budistas a una altura de entre 30 y 70 metros.

 

 

Las Cuevas de Maijishan están ubicadas a lo largo de la Ruta de la Seda, y son posteriores a las Cuevas del Templo Bingling occidentales. Están influenciadas por las estructuras de las cuevas anteriores como la de los Budas de Bamiyan, mientras que están al oeste de las Cuevas de Yungang y Cuevas Longmen.

 

Estas cuevas budistas se superponen entre sí en múltiples niveles, creando una vista majestuosa. En el interior hay 194 estatuas de arcilla, más de 7,000 estatuas de piedra y 13,000 metros cuadrados de murales hechos en las dinastías Wei septentrional y occidental, Zhou septentrional, Sui, Tang, Cinco Dinastías, Song, Yuan, Ming y Qing.

 

 

Hay mil estatuas de tamaño natural, muy vivos, incluyendo los majestuosos Budas flanqueados por Bodhisattvas y discípulos. Algunos recitan sutras budistas, con la cabeza inclinada, algunos hablan en sus oídos, y los otros ríen o saludan con las manos. También hay figuritas de niños devotos y niños ingenuos. Desde las estatuillas de Maitreya de 16 metros de altura hasta las de 10 cm, las estatuas son meticulosas, refinadas y llenas de vida. Muchas estatuas humanizan la divinidad, con un fuerte sentido de la vida que las hace cercanas al público. Estas estatuas proporcionan las evidencias muy importantes para estudios sobre el budismo, historia, arqueología y etnología. Dado que están ocultos en bosques remotos, las cuevas de Maijishan han logrado evitar la destrucción de guerras y saqueos individuales en diversas epocas, por lo que se han conservado en buenas condiciones.

 

 

La referencia más temprana a una comunidad budista en el Maijishan se encuentra en Gāosēng Zhuàn, Biografías de los Monjes Eminentes, compuesta en 519, que describe la llegada de cien monjes que siguieron al monje Tanhung entre el año 420 y 422, y luego, trata de la llegada de Xuangao quien trajo a 300 miembros de la comunidad. Sin embargo, alrededor del año 440, las persecuciones antibuddistas y el período de guerras continuas llevaron al abandono de esta área. Se puede encontrar la inscripción más antigua del año 502 en la cueva 115. Pero la estructura sufrió continuas alteraciones y ampliaciones a lo largo de toda la historia dinástica china.

Diseñar su viaje a medida ahora