Buscar su Viaje
Destino:
icon
Inicio>Guía de Viaje>Mejores lugares para viajar>Jiayuguan

Jiayuguan

El Fuerte de Jiayuguan

De Héctor Yin,2019-05-13

El Fuerte de Jiayuguan se encuentra a solo 5 km al oeste de la ciudad. Fue contruido en la dinastía Ming. Se lo consideraba el fuerte más imponente bajo el cielo; servía como una fortaleza de mucha relevancia en la antigua Ruta de la Seda, y hoy día se cuentra entre los tres maravillos a lo largo de la Gran Muralla(Shanhaiguan, Zhenxitai y Jiayuguan).

 

Antes de la dinastía Han(202 a.C), este sitio estaba ocupado por un fuerte, pero el edificio sobreviviente es de la dinastía Ming cuya contrucción terminó en 1372. Supervisa el paso que se abre entre los picos nevados de las montañas Qilian Shan y Hei Shan de la gama Mazong Shan. El Fuerte tenía el nombre de 'Garganta Impregnable Bajo el Cielo'; de hecho, aunque los chinos controlaban los territorios mucho más allá del área de Jiayuguan, este fue el último bastión importante del imperio en el oeste.  

 

Está rodeado de muros externos e internos: los primerios tienen una circunferencia de más de 700 metros y una altura de unos 10 metros. Al este y al oeste de las paredes interiores hay puertas simbólicas, llamadas respectivamente la Puerta de la Iluminación y la Puerta de la Conciliación. Entre la Puerta de la Iluminación y las paredes externas hay un pabellón, un templo y un fascinante teatro al aire libre, que se utiliza para entretener a las tropas. Sobre cada puerta hay una torre de 17 metros con techos típicos de pagoda. En el interior hay senderos para caballos que conducen a la parte superior de la pared. La entrada incluye el acceso a un interesante museo que muestra fotografías, artefactos, mapas y documentos históricos relacionados con la Gran Muralla y Jiayuguan. Más allá de cada puerta hay caminos inclinados que conducen a la parte superior de las paredes, lo que también permite los caballos subir. 

 

La fortaleza Cheng Lou en el paso Jiayuguan es el monumento más importante del Corredor Hexi. Su posición entre las montañas Qilian, perpetuamente cubiertas de nieve, y las montañas negras Mazong (Horse Mane) al sur, no podría ser más espectacular o de mayor importancia estratégica. Cualquiera que sea el viaje entre los desiertos de Asia Central y las fértiles tierras chinas, ya sean mercancías, mercaderes o ejércitos, debe pasar por este paso.

 

La desolación del paisaje de aquí se suma a la melancolía: verse obligado a abandonar la patria fue una de las peores pesadillas de los chinos, y fue aquí donde los oficiales que habían caído en desgracia y fueron condenados, o los criminales que corrían, tuvieron que despedirse de manera amarga y definitiva.

Otros artículos
Diseñar su viaje a medida ahora